Camagüey Está en el Corazón de America.

El solo hecho de que la ciudad de Camagüey estuviese ubicada geográficamente a la altura de la latitud áurea no era motivo suficiente para distinguirla entre todas las ciudades del mundo, porque existen otros lugares por donde también pasa dicha latitud áurea, lo que se convierte en un argumento que cualquiera podría utilizar en contra nuestra.

No obstante, si a eso le sumábamos que sus iglesias católicas dibujaban la letra griega “φ”, que es la misma letra con que se identifica el número áureo, y más aún, que todas las distancias medidas de costa a costa a lo largo de las latitudes que pasan por dichas iglesias tenían sus correspondientes puntos áureos dentro de los límites de la ciudad, ya el caso no era como para considerarlo una mera coincidencia. Sin lugar a dudas había que prestarle una atención especial a Camagüey porque realmente lo merecía.

A pesar de lo que ya habíamos descubierto, decidí continuar en la búsqueda de pruebas que confirmaran la distinción que parecía tener esta enigmática ciudad. Para ello, de la misma forma que había medido la longitud de la isla, decidí entonces medir la longitud del continente americano de Norte a Sur, algo que de inicio no parecía ser tarea fácil. En Cuba, a pesar de lo irregular de su forma, sus extremos sí estaban muy bien definidos, lo que nos permitió realizar una medición precisa, pero ese no era el caso de las Américas, sobre todo la del Norte.

Para hacer el trabajo lo más objetivo posible decidí no considerar las islas del extremo norte del continente porque esa región estaba en su mayoría cubiertas por los hielos del ártico, lo que nos hacía imposible definir con exactitud la línea de la costa, por lo que al verme obligado a desechar territorio, decidí entonces no considerar ninguna de las islas. Por esa razón decidí buscar el punto más al norte posible, pero en un lugar que estuviese conectado directamente al resto del cuerpo del continente, garantizando así que de Norte a Sur todo el territorio fuese continuo. Era necesario partir de un criterio objetivo para la elección de ese punto donde iniciaría la medición, que concluiría de hecho en el extremo sur del continente, en otro punto que seleccionaría utilizando el mismo criterio. Sabía que en el sur sería mucho más fácil porque el escenario geográfico no era tan irregular como en el norte, y en esa zona la costa estaba libre de hielos. La forma afilada del continente nos resultaba favorable. El propósito era medir la mayor distancia posible entre ambos extremos del continente definido por la continuidad del territorio.

Zona norte de América.

En la foto se ve que solo el brazo de territorio que se destaca en amarillo es el que está unido al cuerpo del continente, mientras que el resto de las islas aparecen separadas por mar. Es al extremo norte de esta extensión de territorio que comenzará nuestra medición hacia el extremo sur.

[Leer Más…]

Recorrido de Martí – De Cajobabo a San Antonio

Parte 6.

¿Encerrarán algún secreto las iglesias de Cárdenas?

Para los lectores nuevos, si van a la Parte 1 podrán tener una idea de los motivos que nos trajeron aquí y el propósito de nuestro recorrido por la isla de Cuba, hoy estamos entre Cárdenas y Camagüey.

En Cárdenas comencé por ubicar todos los puntos que conocía que estaban ligados a nuestra historia, sobre todo los monumentos, pero como todos representaban nuestra conexión con el pasado, decidí agregar también otros puntos que representaran la conexión con el presente, manifestada esta por el impacto directo que tuviesen en la vida de los cardenenses, grupo que para nuestro estudio estaría representando a todo el pueblo de Cuba. El objetivo de esta elección de puntos era el de poder relacionar elementos de diferentes épocas, que una vez usados como símbolos, nos permitiera sacar conclusiones por la forma en que se combinaran entre sí después de aplicar el método de la relación áurea que hemos mencionado en los artículos anteriores. 

Como al llegar a Camaguey el detalle que más llamó la atención fueron las iglesias, el número tan elevado que encontramos comparado con otras ciudades de Cuba, fue por esa razón que decidí que ese sería el primer objetivo en que enfocaría la atención dentro de todos los puntos que antes mencioné se habían identificado en Cárdenas, el resto de los cuales sería considerados más adelante. Al igual que en Camaguey aquí también se hará referencia a las iglesias católicas, y como ya he mencionado antes, serán para nosotros símbolo del poder de Dios y de la fe religiosa del pueblo cubano, recordando una vez más que el hecho de considerar solo las iglesias católicas se debe a que son estas las que se fueron construyendo a medida que se iban sentando las bases de nuestra identidad como nación desde los tiempos de la colonia. Esta elección no representa en modo alguno que se ignore la existencia de otras denominaciones.

Iglesias de Cardenas

Esta es la figura que nos forman las iglesias de Cárdenas, un triángulo isósceles con el detalle de que sus lados mayores miden el doble de su base. Es evidente que hay una gran diferencia entre estas iglesias y las de Camaguey, pero para su reducido número, la simetría presente en su ubicación sin duda que tiene su significado. No olvidemos que las iglesias camagüeyanas aparecían dispuestas de manera tal que muy fácilmente pudieron ser alineadas siguiendo el trazo del propio símbolo áureo “φ”, el elemento principal de nuestro estudio. 

[Leer Más…]

La Relación Aurea Identifica a Castro y a Martí

Parte 3.

Cómo la relación áurea nos llevó a identificar a nuestro Apóstol y a Fidel Castro.

Screen Shot 2016-01-16 at 6.09.47 PMPara quienes entran por vez primera a esta serie de artículos, lo que he venido haciendo es aplicar el concepto de número áureo, o de relación áurea, a la historia y a la situación actual de Cuba. Todo comenzó al descubrir la connotación de sagrada que en varias publicaciones le estaban dando al lugar más importante para los musulmanes, La Kaaba, centro de su peregrinación en la ciudad de la Meca, basando dicha afirmación en las mediciones de las distancias desde la Kaaba a ambos polos, distancias que según afirmaban cumplían con la relación áurea. Decidido a comprobarlo por mi mismo descubrí que los valores que daban de las distancias no eran correctos, por lo que la conclusión a que habían llegado carecía de argumento que la sustentara.

El encontrar dicho error fue lo que me condujo a otro lugar del planeta donde sí se podía aplicar la relación áurea, y se trataba nada menos que de la ciudad de Camagüey, motivo por el cual fue sobre suelo cubano que decidí iniciar una investigación.

Después de identificar en Camaguey los detalles mencionados en artículos anteriores, pensé en cuan efectiva pudiera ser la relación áurea para identificar personajes de la historia que pudiésemos incorporar a nuestro escenario, por lo que decidí aventurarme improvisando con una idea que recién acababa de tomar forma en mi mente. 

Para ello consideré los 365 días del año como si fuese una recta de 365 metros en la cual ubicaría los puntos áureos. De esa forma identificaría días por su orden numérico a lo largo del año, lo que sería equivalente a fechas que pudieran darme una idea sobre determinado personaje. Lo único que tenía que hacer era dividir 365 entre 1.618 (365/1.618 = 225.59) para de esa forma ubicar los puntos áureos. Uno de los puntos me quedaba en el día 225 del año y el otro en el 139. (365 – 225.59 = 139.41). Sin prestar atención a la fracción decimal, ya se habían identificado dos días en el año que podrían servirnos de guía para nuestro propósito.  [Leer Más…]

Secretos que Guarda la Ciudad de Camagüey

Parte 2.

Camagüey: Una ciudad especial dentro de Cuba.

Si pudieron leer el artículo anterior (Parte 1) estamos listos para empezar nuestro recorrido por esta ciudad de calles enrevesadas, uno de los detalles que distingue a Camagüey del resto de las ciudades de Cuba. Ciudad con una historia impresionante que merece una especial atención y para eso estamos aquí; la concibo como una caja de sorpresas, algo así como un enigma esperando ser descifrado. Sé que no llegamos aquí por pura casualidad sino porque esa línea dorada imaginaria identificada como latitud áurea nos guió hasta este lugar, motivo por el cual abrigamos la esperanza de que algo de gran valor nos debe estar esperando. 

Para que tengan una idea más clara de nuestro escenario, comienzo con la foto que compartí al final del artículo anterior que muestra el área de la ciudad que queda cubierta por la Zona Aurea, la que habíamos definido a partir de la latitud áurea. En esta foto agregué una línea azul en la parte superior a la misma altura a la que se encontraría el centro de La Kaaba, es exactamente la Latitud 21º25’21” N. El contorno semi ovalado que aparece en amarillo es la circunvalación de 30 kms de longitud que bordea a la ciudad, la que en su sección más al norte pasa a unos 600 metros de la latitud a que se encuentra la Kaaba. Como se aprecia la zona áurea cubre un poco más de la mitad del área de la ciudad.

Camaguey y su relación con la Zona Aurea.

 

[Leer Más…]

Camagüey se Ubica en la Zona Aurea Terrestre

Parte 1.

De la Meca a Camagüey. Se desvanece el Misterio de la Kaaba.

Habrá cuestión de dos meses que un espacio de la televisión chilena transmitió un programa al parecer de mucha relevancia sobre la Kaaba, el sitio más importante para los musulmanes ubicado en la ciudad de Mecca, Arabia Saudita, lugar a donde todo musulmán debe hacer una peregrinación al menos una vez en su vida. La Kaaba no es más que una estructura en forma de cubo que se encuentra en el centro de una plaza en el interior de la mezquita (Masjid) Al-Haram, reconocida como la mayor del mundo. Según el islamismo este lugar es considerado la casa de Dios, la casa sagrada de Allah, la que según dicen fue construida en sus inicios por el mismo Adán, pero que al ser destruida durante el diluvio fue reconstruida por Abraham con la ayuda de su hijo Ismael, tronco del cual proceden los árabes.

Kaaba, La Meca

Mesquita Al-Haram rodeando La Kaaba.

[Leer Más…]

Fidel No Puede Equivocarse.

24 de Octubre, Día del Periodista Cubano.

Bajo el título de “Fidel no puede equivocarse”, apareció publicado en el Diario de la Marina un día como hoy, 24 de Octubre, pero del año 1959, este articulo de Anita Arroyo, destacada intelectual y escritora cubana nacida en Italia en el año 1914, aunque de sangre cubana y puertorriqueña, quien falleciera en Puerto Rico en 1994 donde residió desde que abandonara Cuba poco después de la publicación de dicho artículo. El mismo trata sobre la fe que se había depositado en Fidel y que de manera sencilla pero muy bien lograda expresa esta digna exponente de los anhelos de una nación que buscaba el camino de la justicia y prosperidad definitivas. Ha sido transcrito en su totalidad ya que la lectura de la fotocopia se torna un tanto difícil en varias partes del texto.

Por Anita Arroyo.

Por contraste, desgarrador contraste, recordamos aquel hombre joven con barbas, aquel inolvidable héroe de la paloma al hombro en el campamento Libertad. Decimos que por contraste, no porque él haya en lo esencial sino por el desolador espectáculo de irresponsabilidad y de deslealtad criminales a la patria que están dando muchos que no debieran llamarse cubanos ya que anteponen sus intereses personales, sus odios y deseos de venganza revanchista, y sus malsanas ambiciones, a los sagrados intereses de la nación. Aquel joven libertador, recuerdo, se sentía abrumado por el peso de responsabilidades que nuestro pueblo echaba sobre sus hombros. “Da miedo” – decía – y tenía razón. Él sabía desde entonces que no podía equivocarse. ¡No, Fidel no puede equivocarse![Leer Más…]

Hablemos Claro – José Ignacio Rivero

por José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina
29 de Septiembre de 1959

Screen Shot 2015-09-28 at 5.45.53 PMTranscripción completa de la respuesta que el 29 de septiembre de 1959 diera el Sr José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina, al Sr. Fidel Castro, referente a comentarios hechos por este último que fueron considerados ofensivos. Palabras que no son sino el reflejo de una visión profética del futuro que se cernía sobre Cuba.

HABLEMOS CLARO

Estamos ya muy cansados de tanta amenaza, tanta intolerancia y de tantas acusaciones gratuitas e injustas.

En una época como esta en que tanto desean nuestros gobernantes que se sepa bien que en Cuba hay verdadero respeto por la libertad de expresión, estas actitudes no se conciben. Para que se respete la libertad que tiene cada cual de expresarse lo primero que hace falta es rebatir los argumentos contrarios con serenidad y elevación y nunca con provocaciones, insidiosas amenazas, calumnias y mucho menos coacciones.

Se me ha preguntado en varias ocasiones si a mi juicio en Cuba se puede opinar con entera libertad. No hace muchos días recibimos una llamada del periódico Miami Herald para entrevistarnos por teléfono sobre ese mismo tema.

Íbamos a contestar no por larga distancia, sino por correo al periódico norteamericano, pero, pensándolo bien, no lo vamos a hacer. No por descorteses, sino porque teniendo nosotros un periódico donde expresarnos, no vemos la necesidad de hacerlo en ningún otro vehículo ni de dentro ni de fuera de Cuba. Somos cubanos y lo que tengamos que decir lo diremos siempre aquí y no fuera de aquí, a no ser que no nos quedase otro remedio.

Y como somos, además, periodistas que no tienen ni tendrán otra cosa, óigalo bien Dr. Castro, como lo oímos nosotros a usted anoche, que su aval de crédito, prestigio y honradez – cosas que no se logran con la improvisación y la demagogia- no conocemos de claudicaciones, ni pensamos una cosa por detrás para luego decir otra por delante, como por desgracia hacen hoy tantos y tantos que no tienen el suficiente civismo de decir honradamente lo que piensan, lo mismo por delante que por detrás.[Leer Más…]

La Reforma del Espíritu

Screen Shot 2015-09-20 at 2.32.45 AMpor el Sacerdote Juan Manuel Dorta-Duque.
23 de Septiembre de 1959   —   Diario de la Marina

Parece ser que alguien ha entendido o mal entendido que “Reforma del espíritu” es lo mismo que “contrarrevolución”. Como si el espíritu se opusiera a la industrialización.

Hace varios años, dieciocho, que tomé la decisión enérgica de hacer algo por Cuba. Y se me ocurrió, como la mejor medida, seguir los consejos del hijo del carpintero de Nazaret, del obrero Jesucristo: “ Renuncia a todo lo que tienes y dalo a los pobres, ven y sígueme”. Desde entonces formo parte de sus amigos “revolucionarios”.

Me incorporé a la Revolución muchos años antes. Mi tarea fue la de implantar en Cuba la “Reforma del Espíritu”. Creo que en Cuba todavía hay mucho que hacer , aunque doy gracias a Dios, que mucho se va haciendo. También yo adquirí el “derecho a empezar” esta reforma cuando lo dejé todo por luchar para que en Cuba se cumpliera mejor la Ley de Dios fundamentada en el precepto de Jesucristo: “Amaos los unos a los otros”.

Lo primero que se propone con esta reforma del Espíritu” es lograr que todos los cubanos nos amemos los unos a los otros. Esta reforma pide amor aún para los enemigos. Porque el que la promulgó fue el primero en morir perdonando desde la Cruz a aquellos que injustamente lo habían clavado en ella.[Leer Más…]

Dos Castros en la Historia de Cuba.

   Lo más fácil de suponer es que me estoy refiriendo a esos dos hermanos que tanto conocemos, Fidel y Raul, y al protagonismo que han tenido por más de cinco décadas controlando el poder bajo el cual ha estado sometida nuestra nación. En esta ocasión me refiero solo a uno de ellos, a Fidel, mientras que el otro es un Castro que desarrolló su actividad política en las décadas finales de los años 1800. Me refiero a Rafael Fernandez de Castro y Castro, personaje recién descubierto y al cual dediqué el artículo anterior, donde podrán informarse más sobre el papel que jugó en su intento por conseguir una mejor vida para los cubanos. Pienso que para muchos sea tan desconocido como lo fue para mi hasta este momento, sin que ninguno se sienta ofendido de que subestime sus conocimientos de historia.

   La razón por la que hablo de él nuevamente se debe al discurso que pronunció un día 14 de septiembre del año 1886, copiado íntegramente en el ya mencionado artículo, porque resulta que setenta y tres años más tarde apareció el otro Castro a que hago referencia, diría que un fanático de los discursos, pronunciando otro discursos justamente un 14 de septiembre, pero éste del año 1959. El primero, moderado en su extensión, todo lo contrario a lo kilométrico del otro, para todos los cubanos algo muy conocido, pero con algo en común, la marcada preocupación de ambos por el futuro de Cuba.[Leer Más…]

Rafael Fernández de Castro y Castro

Screen Shot 2015-09-07 at 11.40.23 PMEstamos aquí ante un personaje que no creo sea muy conocido para muchos cubanos. Quién sabe si se trate de un pariente de la familia de los Castro, a esos que tan bien conocemos, aunque eso es algo que no se puede averiguar tan fácilmente.

Nos referimos a un cubano que nació el 4 de octubre de 1856, en el municipio Regla, provincia La Habana. Estudió en el Colegio Belén, graduándose posteriormente de bachiller en 1873. Viajó luego a España donde estudió Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla, alcanzando en 1877 y 1878 el grado de doctor en ambas carreras en la Universidad de Madrid. Acto seguido regresó a Cuba ejerciendo como abogado hasta que en el año 1880 ocupó una plaza como profesor auxiliar en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana. Dos años más tarde fue designado profesor en la misma Universidad pero esta vez en la cátedra de Historia Universal.

Su primera incursión en la política fue en el año 1881 con su elección como Diputado Provincial por el distrito de Jaruco. Fue electo presidente del Ateneo de La Habana y miembro de la Academia de la Historia y de la Sociedad Económica de Amigos del País. Fue  también diputado a las Cortes de España en varias ocasiones (1881, 1886, 1893), perteneciendo también a la directiva del Partido Liberal Autonomista.[Leer Más…]