¿Por qué falla el socialismo?

 

Cuál es el Futuro del Socialismo

Llama la atención que todos los indicadores de búsqueda de Google en internet muestran que hay una gran cantidad de hispanoamericanos que están buscando “qué es el socialismo”, y ocupando el primer lugar entre ellos están los venezolanos, cifras que se han mantenido elevadas durante el último año, pero el 14 de abril específicamente, día en que se efectuaron las elecciones en Venezuela, marca un pico bien pronunciado en la gráfica. Es evidente lo tanto que en esa nación hermana se están cuestionando qué es lo que hay realmente detrás de ese término, que aún a los más convencidos seguidores parece estarles preocupando y sin duda quieren saber más sobre la calidad de ese producto que le han vendido como bueno, pero que parece no estar dándoles los resultados que esperaban.

Es realmente lamentable el papel que ha jugado el gobierno cubano en Venezuela en la implantación y enraizamiento de esa política funesta que con lemas de justicia e igualdad tiene la habilidad, a veces maestra, de someter a los pueblos a la más absoluta miseria sojuzgando multitudes bajo el dominio de un único poder, logrando o forzando a que éstas aúnen sus voces en defensa de lo que no es más que su propia esclavitud.

 [Leer Más…]

Sé Parte de tu Propio Milagro

Hombre ciego

A poco de quedarme sin trabajo en abril de 1983 decidí apartar trescientos francos en un sobre, cantidad con la que cubría dos meses de alquiler del cuarto que ocupaba con el otro cubano, costaba trescientos y pagábamos a la mitad. Los había separado para saber que si llegaba a verme apretado de dinero ahí tenía dos meses seguros, mientras tanto iría viviendo del resto de mis ahorros. No me daba por vencido tratando de encontrar trabajo por la izquierda, todos los días salía recorriendo calles y calles buscando por todas partes las ofertas de empleo que anunciaban en casi todos los comercios pero nada aparecía. Ahorraba lo más que podía pero mi reserva se iba agotando, rechazando todo pensamiento de que yendo a pedir ayuda en caso de necesitarlo cualquiera pudiera decirme, ¿no es Dios quien te metió en eso? pues que te ayude ÉL, finalmente estaban en su derecho después que por voluntad propia había abandonado mi trabajo, nadie me había obligado. Creía no equivocarme a la hora de identificar aquella realidad como una prueba de fe y estaba dispuesto a probarlo hasta donde pudiera soportar. Para mi era necesario descansar en esa fe mientras tuviera fuerzas. Nunca le fui una carga para mi compañero de cuarto pues todo el tiempo le hice frente a mis gastos como si la vida hubiese continuado sin contratiempo alguno.

Así llegó el día en sin haber encontrado trabajo y agotados los ahorros tuve que echarle mano a aquel sobre que estaba allí como termómetro para medir la temperatura de mi situación financiera. Tome uno de los tres billetes de cien francos que tenía por si acaso necesitaba cambiarlo ese mismo día pues lo que me quedaba en el bolsillo serían unos quince francos en monedas. Esa noche me fui a una reunión de oración a la que asistía todos los jueves en casa de André Orluck, un miembro de la iglesia evangélica francesa y al regreso al bajarme en la estación del metro La Muette hacía mi rutinario recorrido por la Rue Singer rumbo a Colonel Bonnet donde vivía. Lo mismo de día que de noche con frecuencia me encontraba con un joven ciego que pedía limosna sentado en los escalones de la entrada del correo y al que siempre le daba alguna moneda. Desde cierta distancia pude darme cuenta que esa noche también estaba allí, lo que me extrañó por lo tarde que era, pero en cuestión de instantes me convencí que ya no estaba en condiciones de darle nada, lo que era evidente por la situación en la que me encontraba. Así llegue hasta el punto en que iba a pasar de largo y seguir mi camino pero algo me detuvo frente a él, no pude continuar.
[Leer Más…]

El Socialismo: Capitalismo Sin Opciones

Que es Socialismo?He oído decir muchas veces a los partidarios del socialismo que el capitalismo es un sistema inherentemente explotador porque consiste de empresarios que se benefician de la mano de obra de sus trabajadores. Según ellos, el único propósito de estos dueños de negocios es el adquirir capital y para eso le pagan a sus trabajadores los salarios más bajos posibles con el fin de maximizar sus ganancias.

Es entonces cuando salen a defender un sistema económico como el socialismo, cuyo principio es que se elimina la explotación del hombre por el hombre. El socialismo establece que todos los hombres deben ser compensados por igual de acuerdo a su ocupación y capacidad y que las empresas y corporaciones sean dirigidas por el estado para asegurar que todos sean tratados y compensados según [Leer Más…]