El clarín toca al amanecer – Texto

«El Clarín toca al Amanecer».  Autor: Jaime Costa Chávez.
Capítulo X

El propósito de este artículo es dar a conocer el texto de este capítulo del libro del Comandante Jaime Costa Chávez, fallecido en la ciudad de Miami el 1 de Septiembre de 2015, quien nos explica con bastante detalle los hechos ocurridos el 28 de octubre de 1959 durante las últimas horas de vida Camilo Cienfuegos.

Este testimonio nos llega gracias al sacrificio de este digno cubano, quien, a pesar de su deteriorada salud a causa de las crueles torturas sufridas en las cárceles castristas, tuvo la férrea voluntad de sobreponerse a sus limitaciones para dejarnos este valioso material, con la esperanza de que su esfuerzo no fuera en vano. Hombre con una gran fe en Dios, quien al ver la forma en que Fidel los había traicionado, hizo lo humanamente posible por impedir que implantaran el comunismo en la isla, aunque en aquel momento ese sacrificio no alcanzó el objetivo deseado, no obstante nos dejó su testimonio, el que no podemos ignorar si realmente sentimos el dolor de nuestra patria, ese dolor que con tanto ahínco trató él de evitarle.

[Leer Más…]

Fidel Castro; el Hombre que más Daño le Hizo a los Cubanos.

El presente artículo estará dedicado en su totalidad al discurso pronunciado por Fidel Castro el 21 de octubre de 1959 en la ciudad de Camaguey, adonde se vio obligado a ir para controlar la difícil situación creada por una carta hecha pública por Hubert Matos y que Fidel consideró como un acto de traición. En dicha carta Matos le pedía la renuncia de su posición en las fuerzas armadas, ante la visible penetración comunista entre las filas de la revolución, algo que consideraba un peligro por tratarse de ideales contrarios a los que habían alimentado al movimiento desde sus inicios, ideales democráticos muy bien definidos.  Creo que sean muy pocos los que hayan tenido la oportunidad de leer este discurso, y en Cuba muchísimo menos, por lo que siento como una obligación compartirlo por los tantos compatriotas que no tienen ni la menor idea de que existe.

 Fidel en Camaguey, 1959.

[Leer Más…]