La Muerte de Camilo no se Podía Aclarar Antes del 2013

Enigmas de la Ciudad de Camagüey.

En el presente trabajo analizaremos por qué el misterio sobre la muerte de Camilo Cienfuegos no podía ser resuelto antes del año 2013, conclusión a la que llegaremos con la ayuda de las herramientas que nos ofrece la Geografía Sacra, basado en el hecho de relacionar nuestra historia con nuestra geografía, considerando además un componente espiritual que es esencial para descubrir la verdad sobre esa historia que ha vivido nuestra nación.

Para el artículo anterior resultó de mucho valor en la investigación la información revelada en documentos confidenciales sobre la invasión a Bahía de Cochinos, desclasificados por la CIA en los últimos años, los que aportaron datos claves sobre la existencia y modificación que sufrió la pista de Soplillar, en la Ciénaga de Zapata, inmediatamente después a la desaparición de Camilo, pista que es mencionada por el ex comandante del ejército rebelde Jaime Costa en su relato sobre la muerte de Camilo, quien hasta el momento es la única fuente que proporciona información sobre la misma.

Quienes opinan que no cumple objetivo alguno el intentar esclarecer el misterio sobre la muerte de Camilo después de casi seis décadas de haber ocurrido, deben ir considerando la idea de que en los cincuenta y cuatro años que siguieron a su desaparición, todo intento por tratar de sacar a la luz lo que sucedió realmente no iba a dar resultado alguno. A lo largo de este trabajo quedará demostrado que había un símbolo muy importante que faltaba en el cuadro, que no es otro que el monumento que le dedicaron los hermanos Castro a Camilo en Camaguey en el año 2013, ese que aparece en la foto que sigue.

 

Monumento a Camilo Cienfuegos en Camaguey.

El monumento se encuentra en la gran rotonda que está en la intersección de la Circunvalación del Norte y la avenida Carlos J. Finlay, la que conduce al aeropuerto de la ciudad de Camaguey.

 

Partiendo de la importancia que tiene este monumento como símbolo, tenemos que la demora en esclarecer el caso de Camilo es de apenas tres años. Además, como algo personal, creo que existen ciclos establecidos en la evolución de las naciones que hasta tanto no lleguen a completarse del todo, no podrán dar paso a cambios sustanciales que conduzcan al inicio de nuevos ciclos, y todo parece indicar que Cuba está llegando a uno de esos puntos en que se producen los cambios, que según veo, son imposibles de detener.

Considerando entonces la pista de Soplillar como el escenario de los hechos, pasamos a analizar los símbolos que aparecen en nuestra geografía asociados a ella, que nos permitan  interpretar nuestra historia en una especie de idioma que todos lo puedan entender.

Un breve análisis de los hechos según la versión de Jaime Costa.

El que Fidel Castro tomara la decisión de quitarle la vida a Camilo en aquel remoto lugar de la Ciénaga fue al parecer la forma menos riesgosa que encontró de deshacerse del individuo que se había convertido en el mayor obstáculo para seguir adelante con sus planes de implantar el comunismo en la isla, su principal objetivo, apoyado por supuesto por Dorticós, Raúl y el Che Guevara, pues estaban convencidos que eso era lo mejor para Cuba y tenían que lograrlo al precio que fuera necesario.

De los apuntes históricos sabemos que a partir de aquel 28 de Octubre de 1959 el primer hecho significativo para nuestro estudio fue un busto de Camilo donado por sus padres al poblado de Caibarién en el año 1974 (1959 + 15), que fue colocado en una pequeña plaza construida en 1969 frente al malecón. donde cada año se congregaban los residentes de la región para tirarle flores al mar al querido comandante desaparecido. Este busto había sido colocado a exactamente a 174 kms de la pista de Soplillar.

Transcurrieron otros 15 años y fue en 1989 cuando son Fidel y Raúl Castro los que le dedicaron un monumento en Yaguajay, ajenos por completo a que el mismo quedaría ubicado a 174 km exactamente de la entrada al aeropuerto de Camaguey, lugar de donde saliera Camilo por última vez. Como podrán apreciar este monumento es otra marca sobre el terreno que nos presenta la primera coincidencia. Por un lado teníamos la distancia de 174 km desde el busto donado por los padres de Camilo hasta la pista donde suponemos que murió, y ahora la misma distancia de 174 km desde el monumento en Yaguajay hasta el aeropuerto de Camaguey.

Más reciente aún, año 2013, veinticuatro años después de haberse inaugurado el monumento en Yaguajay, y es cuando los Castro deciden dedicarle otro monumento a Camilo en Camagüey, cuya ubicación ya vimos en la foto al inicio del artículo, y resulta que aquí también nos va a aparecer la distancia de 174 kms, pero doble en este caso, porque el monumento en cuestión está ubicado justamente a 348 kms de la pista de Soplillar (174 x 2 = 348).  La medición fue realizada hasta un punto donde antes existía pista pero que actualmente aparece cubierta por los árboles que fueron replantados con el propósito de hacerla pasar inadvertida, pero que por lógica debe ser la parte donde se trató de ocultar la evidencia de lo ocurrido en ese lugar, los restos de la avioneta de Camilo.

Como podrá darse cuenta el lector, hasta que no hizo su aparición el monumento de Camaguey no toma forma ese triángulo que aparece dibujado en la próxima foto, y es una de las razones por la que antes mencioné que el caso de Camilo no se podía resolver antes del año 2013, porque la materialización de este último monumento era una pieza indispensable en el rompecabezas que se necesitaba completar. Este punto es clave en la geometría sagrada de Cuba como prueba de la existencia de ese mundo espiritual que inevitablemente se manifestaría llegado su momento.

A continuación la ubicación geográfica de los puntos antes mencionados.

Triangulo de Camilo Camaguey

Al parecer y de manera simbólica los Castro nos estaban proporcionando la vara con que los mediríamos, una vara de 174 km, comparando con el verso bíblico que dice que “con la misma vara con que medís, así seréis medidos”, vara que en ciertas ocasiones utilizaríamos como 174 km y en otras como 348 km, según fuera el caso, pues así se había establecido en ese triángulo que forman los puntos que hemos considerado. De la foto podemos darnos cuenta que la línea blanca de 348 km viene a ser la trayectoria de vuelo más probable seguida por Camilo desde Camaguey hasta la Ciénaga de Zapata, atravesando la Sierra del Escambray.

Como tarea pendiente para próximos artículos, con esa distancia de 174 kms, y partiendo del monumento en Camaguey, iremos estableciendo segmentos que nos llevarán de forma puntual a diferentes lugares del territorio nacional donde valoraremos el fruto visible de la Revolución Cubana en ese preciso lugar, analizando si fue un logro o un fracaso lo que se obtuvo. De esa forma iremos avanzando según vamos adicionando segmentos de 174 kms y así veremos qué sorpresas nos esperan en cada lugar a donde dichas distancias nos conduzcan.

Hasta este punto el monumento de Camaguey ha sido el más importante por ser el que cerró el triángulo, aunque los otros dos vértices también son importantes, pero como símbolo éste en Camaguey tiene una connotación muy especial. Si se fijan bien en la foto que aparece a continuación, el diseño del mismo muestra una combinación de triángulos y estrellas en diferentes planos, cuatro estrellas en total. Tres de ellas presentan diferentes rostros de Camilo y la cuarta estrella  muestra una frase de Fidel donde dice, “en el pueblo hay muchos Camilos“. Esta estrella con la frase aparece en el mismo plano que una de las otras tres, ocupando ambas los vértices de un triángulo invertido, uno de cuyos lados está incompleto, impidiendo que el triángulo cierre por completo. Las dos estrellas restantes aparecen en planos diferentes del diseño.

Lo más significativo de esta obra es que ese plano que acabamos de analizar no es más que un croquis de la figura que se forma sobre el mapa de Cuba cuando unimos los puntos que están relacionados directamente con la muerte de Camilo de la foto anterior. Esta figura adquirió su forma sobre la geografía de Cuba en el año 2013, que fue cuando se inauguró este monumento. Anterior a esa fecha esta historia de símbolos no tenía sentido aún porque le faltaba el punto que le daba su verdadero significado.

Monumento a Camilo

La siguiente foto muestra la posición real del triángulo sobre el terreno, obtenida al rotar el mapa hasta una posición en que la orientación de los lados de ambos triángulos era lo más cercana posible. Los vértices aparecen numerados del 1 al 4 según las fechas en que fueron adquiriendo el valor simbólico que los iba haciendo parte de nuestra historia. Algo que creo podemos asegurar sin temor a equivocarnos es que el Sr. Ernesto Villa Soberón, artista creador de este monumento, lo menos que podía imaginar era el significado de lo que estaba plasmando en su diseño. La realización de su obra parecía estar sentando las bases para un antes y un después en la historia de Cuba.

Camilo Triángulo Inverso

Rotación del mapa de Cuba que muestra la similitud entre el triángulo que se forma sobre el terreno entre los puntos relacionados con la muerte de Camilo Cienfuegos y el diseño del monumento dedicado a su memoria en Camaguey.

Presencia de Jaime Costa en la simbología de la Geografía Sacra.

Un elemento importante a considerar era que si el testimonio de Jaime Costa resultaba ser el relato real sobre la muerte de Camilo, su persona debía aparecer identificada también por medio del lenguaje de los símbolos, por lo que me di a la tarea de buscar más información sobre él, como su lugar de nacimiento, que fue el poblado de Guanajay, que una vez ubicado en el mapa dio como resultado lo siguiente. 

Guanajay-Soplillar-Camaguey

Una vez más los 174 kms habían jugado su papel, pues aunque por diferentes caminos, esa distancia nos conducía al lugar de nacimiento de ese personaje tan importante de nuestra historia, Jaime Costa, sin cuyo testimonio hubiera sido imposible llevar a cabo este análisis. Jaime nació en Guanajay en el año 1933, y era como si el propio Fidel nos dijera que había que prestarle atención a su versión de los hechos porque era su propia vara de 174 kms la que nos llevaba directamente desde la pista de Soplillar hasta su pueblo natal. Es un hecho que Jaime Costa pudo haber nacido en cualquier otro lugar de Cuba y esos 174 km no nos hubieran servido para nada. No es nada fácil lograr que después que de la pista de Soplillar hasta Guanajay hayan 174 kms, que al mismo tiempo desde donde se encuentra el monumento a Camilo en Camaguey haya tres veces esa distancia, 522 kms, (174 x 3). Por último, si quería seguir identificando coincidencias, el espacio que quedaba abierto en nuestro triángulo entre Caibarién y Yaguajay ahora podía ser llenado simbólicamente con el año de nacimiento del Sr. Costa, pues lo que nos faltaba para cerrarlo eran exactamente 33 kms, aunque sin olvidar que en Octubre de 1959 Fidel tenía 33 años de edad.

Al ir entendiendo el mecanismo de la Geografía Sacra podíamos ir confirmando la información que ella misma nos iba revelando, y al ver que la ubicación de Guanajay nos permitía continuar con la geometría de los puntos identificados anteriormente, ese hecho convertía a este pueblo en el punto de partida de una nuestra investigación, tema que trataremos en próximos artículos, que no tiene que ser el próximo necesariamente, pues estudios anteriores también me han conducido a situaciones similares y el estudio de varios de ellos aun está es espera de ser considerados.

Para concluir por hoy les presento otras vistas del monumento en Camaguey.

 

 ***************************************** 

Foto del Monumento en Camaguey.  

Deje su comentario

*