Cristo Señala Hacia Fidel por la Muerte de Camilo

Ayer día 22 recibí un recordatorio de Facebook con una foto del Cristo de la Bahía de la Habana que había publicado hace ya un año, con la que dedicaba una poesía al pueblo de Cuba. Hoy decido compartir otra foto de la misma imagen donde parece también una bandera cubana.

Este recordatorio me llega precisamente cuando llevo varios días trabajando en la preparación de un tema relacionado con la muerte de Camilo, cuyo contenido era un poco más delicado que de costumbre, pues simbólicamente la persona de Cristo formaba parte del grupo de personajes involucrados en el tema que estaba desarrollando sobre Camilo, y al recibir esta foto de Facebook tomé el hecho como una confirmación sobre la importancia de lo que estaba haciendo y utilizar esa imagen como punto de partida para el presente artículo.

 

En el artículo anterior consideré un escenario en el cual una línea recta trazada desde el monumento a Camilo Cienfuegos en Yaguajay atravesaba en perfecta simetría un triángulo isósceles que formaban en Camaguey las iglesias de La Merced, El Santo Cristo y La Caridad, quedando esta última en lo que sería la punta de la flecha (Ver artículo), la que al continuar su trayectoria nos llevaba hasta el poblado de Jobabo, lugar donde existía un central azucarero fundado desde el año 1911 pero del que como muchos otros solo quedan las chimeneas como testigos de lo que un día fue una próspera industria.

Aunque prometí continuar el análisis de Jobabo en el próximo artículo, lo dejaré para más adelante y en su lugar trataré de estudiar con más profundidad el por qué había tanta precisión en la ubicación del monumento a Camilo en Yaguajay con respecto a aquel triángulo formado por las iglesias en Camaguey, pues ese había sido el hecho que había sacado a la luz la figura de Camilo. Fue en ese meditar que quise ver qué relación podría existir entre el monumento a Camilo en Yaguajay y el Centro Geográfico de Cuba que recién acababa de establecer, que como vimos en el artículo correspondiente aparecía en un escenario natural muy peculiar como lo muestra la siguiente foto.

En lo personal sería una oportunidad de probar hasta qué punto la ubicación de ese Centro Geográfico cumplía un objetivo, pues a juzgar por su rara apariencia mostrando varios rostros en uno, con su ojo vigilante en todo tiempo, y lo sometería a prueba para ver si realmente estaba justificada su existencia. Fue así que decidí tomarlo como punto de partida para el trazo de una recta que llegara hasta el monumento a Camilo. La distancia entre ambos puntos resultó ser de 80.80 kms y su punto medio a los 40.40 kms cayó a menos de 1 km del lado oeste del poblado de Zaza del Medio.

Fue en ese momento que decidí introducir en la trama al Cristo de la Bahía de la Habana, y yendo hasta Casablanca al lugar donde está ubicada y desde donde domina toda la bahía habanera, tracé una línea recta que pasara por ese punto medio que acababa de ubicar cerca de Zaza del Medio. Para mi gran sorpresa esa recta me llevaba directamente a Birán, al lugar donde habían nacido y crecido Fidel y Raúl Castro. Simbólicamente no creo que esta recta podía haberme llevado a mejor lugar, hecho al que sin dudas le prestaría mucha atención. Era evidente que las herramientas que estaba utilizando acababan de incorporar un personaje sumamente importante a la historia de Camilo, ya que en más de una versión de las que existían sobre este caso, Fidel aparecía como el principal responsable de su muerte.  A continuación la foto con el trazo de la recta y la forma en que quedaron distribuidas las distancias.

Queriendo cerciorarme de la forma en que ambas líneas rectas se cortaban, medí el ángulo que formaban cada una con la vertical, resultando que la línea del CGC a Yaguajay formaba un ángulo de 23º, mientras que para la línea del Cristo a Birán el ángulo era de 113º (113º – 23º= 90º), lo que demostraba que el corte había sido perfectamente perpendicular, un detalle más de exactitud que se agregaba a la investigación y una buena señal para la interpretación de los símbolos.

A continuación podrán ver las fotos mostrando en detalle los puntos antes mencionados.

Medición desde el Monumento a Camilo, Yaguajay.

 

Intersección de las líneas en Zaza del Medio.

 

Medición hasta el Centro Geográfico de Cuba (CGC).

 

Medición desde el Cristo de la Bahia de la Habana.

 

Medición hasta el lugar de nacimiento de los hermanos Castro en Birán.

Después de ver que esta recta me había llevado hasta Birán, por qué no intentar ver qué sucedía si trazaba otra recta pero esta vez de la propia casa donde nació Fidel hasta la casa donde nació Camilo. Eso fue lo que hice y el resultado fue realmente interesante.

Como se observa ambas líneas corren bastante cerca una de otra ya que con origen en el mismo punto solo llegan a separarse unos 5 km al llegar a La Habana. La línea blanca es la del Cristo a Birán y la roja de Birán a la casa natal de Camilo. Sobre esa línea roja he marcado los puntos cuyo simbolismo es más evidente, y antes de considerarlos en el orden en que aparecieron, quiero hacer referencia a uno en específico, y me refiero al poblado del Central Jesús Rabí en la provincia de Matanzas, cerca de Calimete, nombre que lleva en honor a un insigne patriota de la Guerra de los Diez Años nacido en el 1845 cuyo apellido no era precisamente Rabí, pues ese era el sobrenombre por el que conocían a su padre, Carlos Sablón Mañach, por la sabiduría natural que lo caracterizaba, a quien también solían llamarle “maestro”. Su hijo Jesús pronto dio señales de que había heredado las virtudes del padre, siendo reconocido también por tan honroso calificativo. Jesús Sablón Moreno era conocido por todos por Jesús Rabí, y para nosotros ese término “Rabí” es ahora el importante porque tiene su origen entre los judíos, identificando al “maestro”, a alguien reconocido como jefe espiritual de la comunidad que tiene entre sus funciones interpretar las Sagradas Escrituras, instruir a los jóvenes, predicar sermones. Así era reconocido Jesús el Cristo entre sus seguidores, y es por ello que considero que los símbolos presentes en esta recta están ligados a la misma fuerza espiritual que la anterior representada por el Cristo de la Bahía. A nuestro Apóstol José Martí también lo conocían por “el maestro”.

Analizando ahora el resto de los puntos por orden de aparición, el primero de ellos es el Central Cristino Naranjo, el que tiene un gran significado simbólico en la historia de Camilo pues ambos eran buenos amigos, él también comandante de las Fuerzas Armadas, quien fuera asesinado junto a otros dos soldados en Ciudad Libertad dos semanas después de desaparecer Camilo. El autor del crimen, como muchas fuentes sostienen, fue el Capitán Manuel Beatón, pues aunque se argumenta que fue por error porque iban vestidos de civil, pero al no darles tiempo a identificarse cuando les dieron el alto, los ultimaron a los tres a balazos. Imaginen qué clase de error puede haber sido que no dejaron ni uno solo vivo. ¿Por qué no le tiraron a los pies, pues ellos no hicieron uso de sus armas en ningún momento? Es evidente que la orden había sido que no podían dejar testigos que dijeran como habían ocurrido las cosas. Son varios los testimonios que apuntan hacia Fidel Castro como el responsable de esa muerte ya que Cristino Naranjo había iniciado una investigación por su cuenta sobre la muerte de Camilo pues para él existían muchas interrogantes alrededor de ella, y esa investigación al parecer no resultaba del agrado del Comandante en Jefe. Esto es suficiente para considerar nuestro primer punto de una gran importancia.

La mitad oriental nos quedaba de la siguiente forma. Si quisiera ver algún significado en los primeros 56 km donde encontramos a Cristino Naranjo diría que eso nos recuerda el año en que tuvo lugar el desembarco del Granma, año 1956.

 

A Cristino Naranjo le sigue en orden la ciudad de Camaguey, la que en 1959 fue el principal escenario donde tuvieron lugar una serie de eventos importantes que comenzaron con la acusación de traición de Fidel a Hubert Matos que culminó con el encarcelamiento de éste, hecho que tuvo una gran repercusión en el final de Camilo. Camaguey fue el último lugar donde el pueblo vio con vida a Camilo. A pesar de existir muchos detalles importantes que desarrollar en esta ciudad, dada su extensión éstos quedarán para más adelante, tomando de ellos solo uno que de nuevo destaca la figura de Cristino Naranjo, y ese es el monumento que Fidel le hizo construir a Camilo en Camaguey en el 2013, el cual está ubicado a 172 kms exactamente del otro Monumento en Yaguajay, pero también está a 172 kms del Central Cristino Naranjo, lo que nos confirma que realmente existe un fuerte vínculo entre ambos en el plano espiritual, pues al parecer ambos fueron víctimas de la misma traición, del mismo individuo que después mandó a construir los monumentos en una simetría increíblemente perfecta que se encarga de ir develando su culpabilidad.

Para la mitad occidental nos encontramos lo siguiente:

 

Si es que vamos a mirarlo solo como una coincidencia, el caso es que entre la casa natal de Camilo y el punto identificado por Jesús Rabí (representando a Cristo), pasamos por la comunidad Camilo 1, fundada por Fidel en 1961, ubicada 3 km al sur del pueblo de Pedro Betancourt en Matanzas. Una comunidad pequeña que tuvo muchas posibilidades de no ser interceptada por esta recta así como sucedió con tantos otros pueblos, pero ésta al parecer tenía que ser incluida, razón por la cual la voy a tener muy presente para investigaciones futuras, junto a la Camilo 2, que fue construida solo 1 km al Sur por la carretera que baja hasta la Ciénaga de Zapata. La siguiente foto muestra la ubicación de ambas comunidades.

La ubicación relativa de la estatua del Cristo de la Bahía y la casa de Camilo aparece en la siguiente foto.

Sin duda una vez más la ciudad de Camaguey demostraba ocupar una posición privilegiada dentro de Cuba. Ambas rectas trazadas entre estos puntos de tanto significado para nuestro estudio habían atravesado la primera y la única ciudad de Cuba en que hubo posibilidades de que comenzara una revuelta en contra del gobierno de Fidel Castro cuando cubanos con visión como Hubert Matos se dio cuenta que Fidel era comunista, pero su astucia era muy grande y supo manipular la situación a su conveniencia. Este escenario es el que ha sido impactado por las dos rectas como indicando que los hechos que se iniciaron entonces aún tienen cosas pendientes que deben ser resueltas para que nuestra Cuba pueda andar por verdaderos caminos de justicia.

Hasta el próximo encuentro.

 

Deje su comentario

*