Aclarando el Misterio de la Muerte de Camilo Cienfuegos

Parte 1. -Investigación basada en la versión de Jaime Costa sobre la muerte de Camilo Cienfuegos.

El misterio sobre la muerte de Camilo Cienfuegos ha sido un tema que ha atraído la atención de muchos a lo largo de los años, pero lo cierto es que hasta el presente no se ha llegado a aceptar ninguna de las versiones como la descripción real de los hechos ocurridos aquel 28 de octubre de 1959. El presente es un intento más que se porpone buscar elementos que respalden una de las versiones antes mencionadas, y es precisamente la presentada por el recién fallecido ex-comandante del ejército rebelde Jaime Costa Chavez en su libro “El Clarín Toca al Amanecer”.

Entre las fotos que aparecen a continuación podrán ver lo que identifico como la pista para avionetas de fumigación donde según el relato de Costa fue muerto Camilo. Tras un estudio detallado de la zona realizado a partir de los datos proporcionados por Costa, todo parece indicar que fue hasta este remoto lugar en la Ciénaga de Zapata que llegó Costa en un convoy procedente del aeropuerto de Varadero donde también viajaban Fidel Castro y Osvaldo Dorticós. Según nos narra, al salir de Varadero tomaron rumbo sur en dirección a la Ciénaga de Zapata, y la pista que se ha descubierto puede ser la del relato en cuestión.

De Varadero a soplillar

Trayectoria más probable seguida por el convoy entre el aeropuerto de Varadero y la pista cercana al poblado de Soplillar donde según el relato se encontraron con Camilo. El recorrido total fue de unos 130 kms.

Area Completa

La pista se encuentra a 3 kms del caserío de Soplillar.

Según la siguiente foto de satélite, la más antigua tomada por Google en el año 2002, las dimensiones iniciales de la pista eran más que suficientes para el aterrizaje del Cessna 310 de Camilo. Según muestra la línea que aún se aprecia en la vegetación, señalada aquí por los puntos, se hace evidente que el área original de la pista fue reducida, lo que es evidente se logró reforestando una gran parte del área original.

Esta

Uno se pregunta cómo es posible que en un momento en que la economía cubana tenía una necesidad tan grande de recursos, y que pistas como esta que representaban un apoyo tan importante para la misma, que en vez de invertir recursos en la construcción de otra pista en la región, hicieran todo lo contrario. Solo una razón de peso podía justificar algo así, y la única que puedo concebir basado en el relato de Jaime Costa fue la de disimular el escenario de un crimen, por el temor a que en el futuro se llegara a filtrar alguna información sobre lo ocurrido en aquel lugar y que un muestreo del terreno analizando su contenido pudiera descubrirlo. No era muy posible que alguien decidiera hacer muestreos en medio de un bosque como el que llegaría a convertirse esa parte reforestada con el paso de los años donde una vez había una pista. Es bajo las raíces de esos árboles que deben estar enterrados los restos de la avioneta de Camilo que sobrevivieron al fuego que la devoró.

No obstante los esfuerzos realizados para disimular la presencia de la pista, el gobierno cubano no pudo evitar que el 10 de diciembre del 2002 Google Earth publicara las primeras fotos de satélite sobre el área, revelando lo que allí había ocurrido y que al parecer tanto se había tratado de ocultar. Desafortunadamente quienes reforestaron el área no tuvieron la habilidad de recrear el patrón natural de crecimiento de los árboles y los plantaron en hileras muy bien definidas que no llegaron a cerrar por completo el follaje, dejando líneas marcadas que aun después de décadas de haber sido plantados siguen estando visibles.

La siguiente foto es la más reciente tomada en el 2014, en la que se puede apreciar el visible cambio que ha ocurrido incluso durante los doce años entre el 2002 y el 2014, donde se puede identificar un área adicional de árboles en la zona central, a la izquierda del camino que atraviesa la pista, lo que redujo la longitud del área libre central de 1,150 mts en el 2002 a solo 680 mts en el presente. Este hecho demuestra que después de cuatro décadas de ocurridos los hechos, al darse cuenta que fotos que se podían ver en el mundo entero mostraban una longitud de pista que aún resultaba comprometedora, se procedió entonces a reducir mucho más el área, plantando más árboles en la zona central. ¿Qué beneficio puede representar esto para la economía del país? Ninguno. Es evidente que era otro el propósito, prueba de que después de todos estos años nunca se ha quitado la atención de este lugar.

Final

Con un mayor enfoque se hacen más evidentes las hileras de árboles.

Camilo Cienfuegos-Ciénaga 2

A continuación aparece la secuencia de todas las fotos tomadas por Google, correspondientes a los años 2002, 2003, 2006, 2009, 2011 y 2014.

Camilo Cienfuegos-Ciénaga 31

La nitidez de la línea blanca del camino que atraviesa la pista de un lado a otro nos indica que en el 2002 aquí no había tráfico de avionetas , y mucho menos posterior a esta fecha en que se ve que plantaron más árboles.

2

 

Camilo Cienfuegos-Ciénaga 4

 

4

 

5

 

C

Otro dato que atrae la atención hacia los Castro es que la noche de navidad de ese mismo año 1959, Fidel estuvo en el caserío de Soplillar cenando con algunas familias de carboneros del lugar, caserío éste que se encuentra a solo 3 km de la pista en cuestión. Este es un dato que considero de suma importancia y que al parecer se le dio muy poca publicidad, aunque su propósito fue sin duda resaltar las virtudes del máximo lider, quien les concedió el privilegio a estas humildes familias de contar con su presencia un día tan señalado como lo era la primera navidad en una Cuba recién liberada de una dictadura, fecha en que de seguro existirían compromisos mucho más importantes a nivel de gobierno. EcuRed es uno de los pocos sitios que da información sobre esta cena que contó con la presencia de Castro cuando aún no habían transcurrido dos meses de haberse anunciado la desaparición de Camilo. Aparentemente un hermoso gesto de sencillez y humanidad por parte del comandante, pero qué era lo que había realmente detrás de todo aquello cuando la prensa habanera de aquellos días no mencionó absolutamente nada de donde se encontraba el personaje más importante de la revolución cubana en la primera navidad. Esta primera noche de navidad le daba un gran sentido de realidad a la historia de Jaime Cuesta. Cuando leí su libro me supo a verdad y ahora sentía estarlo confirmando.

Es imposible que los habitantes de aquel caserío no hayan sido testigos de que esa noche en aquella pista había sucedido algo anormal, pues según el relato de Costa, el fuego que consumió la avioneta de Camilo con su cuerpo en el interior era imposible de ocultar a 3 kms de distancia, y mucho menos de noche cuando el resplandor de las llamas tiene que haberse visto a una distancia considerable, incluyendo los residentes del caserío. El matar traidores en Cuba en esa época no era nada raro, algo que lamentablemente muchos, arrastrados por la euforia de aquellos tiempos apoyaron. En el dado caso de que a los residentes de aquel lugar se les dijera que se había descubierto que Camilo había traicionado a la revolución y que se vieron obligados a hacer justicia, lo que de hecho no hubiera sido muy fácil de creer para ellos pues Camilo gozaba de mucha popularidad, pero si lo decía el comandante en jefe quién lo iba a cuestionar por mucho que doliera. El hecho de hacerse cómplices forzados de aquella “justicia necesaria” es lo que pienso que justifica la presencia de Fidel en aquel lugar la noche de navidad, aunque es muy probable que para esa fecha aún estuvieran en curso los trabajos asociados a la reforestación de la pista y su presencia en el lugar era indispensable pues para su  propia seguridad él mismo hacía las veces de jefe de proyecto, era preciso estar al pie de la obra para estar seguro de cómo iba quedando el trabajo.

Según narra el Sr. Costa, Fidel y Raúl les dijeron a quienes los acompañaron hasta aquel lugar una vez terminada la operación, -adonde según cuenta Raúl llegó más tarde-, “aquí no ha pasado nada, nadie ha visto nada, esto hubo que hacerlo porque Camilo ha traicionado a la revolución”, -revolución que había que salvar al precio que fuera necesario para poder seguir con el plan que ellos se habían trazado. Lo importante era que el pueblo recordara a Camilo como el carismático comandante que había desaparecido cuando su avioneta cayó al mar en un lugar desconocido. Con los pobladores del caserío puede haber sucedido algo similar. Un posible pacto entre ellos y los Castro sellado aquella noche, un gesto al parecer muy humano de guardar el secreto de que Camilo era un traidor. – La presencia de Fidel allí durante la noche del 28 de octubre puede ser la respuesta a que durante toda esa noche el máximo lider no se pronunciara públicamente sobre la desaparición de Camilo, cuando se supone que fuera uno de los primeros en hacerlo. El gobierno tardó 24 horas para pronunciarse por la desaparición de Camilo y posteriormente no hubo ni un solo discurso pronunciado por Castro en que ese fuera el tema central. Cualquier otra cosa justificaba un discurso, pero no la desaparición de Camilo.

Es muy llamativo que en la foto que muestra la posible ruta desde Varadero hasta la pista, nos encontremos que a 3 kms al sur del pueblo de Pedro Betancourt hay dos comunidades separadas a solo 1 km, que llevan por nombre Camilo Cienfuegos 1 y Camilo Cienfuegos 2 respectivamente, fundadas por Fidel en 1962 y 63. Aquí se les construyó viviendas a los campesinos de la zona así como a los propietarios de fincas que fueron expropiadas por el gobierno recién instaurado. De cierta forma llama la atención que habiendo ya un buen número de mártires de la revolución para esta fecha, que no se le haya puesto otro nombre a la segunda comunidad, pues ambas llevan el nombre de Camilo. De hecho fue por aquella misma carretera que, de acuerdo a la versión que investigamos, pasara Castro tres años atrás con un propósito que marcaría para siempre la historia de Cuba.

Ecured

Página de EcuRed con la información sobre la cena de Castro en Soplillar el 24 de Diciembre de 1959.

Todo parece indicar que Camilo nunca cayó al mar. Su tumba no habían sido las aguas sino las llamas,  y sus cenizas se habrían mezclado con el suelo de aquel apartado lugar de la Ciénaga de Zapata. Más de medio siglo ha transcurrido desde entonces, pero año tras año estudiantes y trabajadores cubanos son llevados cada 28 de octubre para continuar esa tradición patriótica iniciada por el Che de llevarle flores al mar o a los ríos al desaparecido comandante.

Creo que fue un descuido hasta cierto punto lamentable para los líderes de la revolución cubana, el haber dado a conocer la noticia de aquella cena navideña de Castro, pero así son las cosas cuando la confianza se pone en la seguridad de que se tiene el control de todo. Aquella cena de navidad debió ser también parte del secreto, aunque de todas formas no hubiera impedido que la pista fuera identificada.

Haría falta saber si con tal de acabar de una vez y por todas con la sospecha que cae sobre ellos, los Castro permitieran que esa zona donde plantaron los árboles fuera investigada para ver qué hay enterrado ahí, lo que no pueden sacar para ocultar en otro lugar pues sería evidente que lo hicieron. La realidad es que hay muchas posibilidades se saber donde se encuentran los restos de la avioneta de Camilo, y sin duda en algún momento se confirmará.

Cuando pienso en mi pueblo, en mi familia, y en lo tanto que han sufrido los cubanos, me llena de esperanza leer los últimos versos del Salmo 7, que dicen:  

Dios es un juez justo, siempre enojado con la gente malvada.
Listos tiene el arco y la espada para actuar contra ellos, si no se arrepienten.
Listas tiene también armas mortales; ¡ya ha preparado ardientes saetas!
El malvado concibe hacer el mal; tan preñado está de maldad que de él nace la mentira.
Ha cavado un pozo muy profundo, y en ese mismo pozo caerá.
Su maldad se volverá contra él; sus agravios recaerán sobre él mismo.
¡Yo alabaré al Señor por su justicia!
¡Cantaré salmos al nombre del Dios altísimo!

*******************************************

Enlace de EcuRed.
Navidad de Fidel en Soplillar.

Grabación de Audio sobre la vida y muerte de Camilo.
Suscribirse a IVOOX para escucharla.
El testimonio de Jaime Costa aparece en el minuto 46:20

Continúa en Parte 2.

Comentarios

  1. Ezequiel Alvarez says:

    Conozco a Soplillar y sabía de esa pista y también de la narrativa que puede estar correcta.

  2. Aymee Fuentes says:

    Espectacular….lo mejor que he leído de ti en mucho tiempo….y mira que leo…pero esto está escrito con talento, amor y sobre todo con muchos coj……besos

    • Pedro Estopinan says:

      Gracias chiquita, eso es simplemente el resultado de mi fe en Dios, nada más, y no es nada complicado. Te quiero.

  3. Gracias señor Estopinan por el coraje de escribir este dato histórico que por lo menos le costará la desacreditación y el ataque a su moral por parte de la dictadura cubana que tanto muerto tiene en su haber! Dios le bendiga! Mis respetos.

    • Pedro Estopinan says:

      Muchas gracias Sra. Mayra por sus palabras. Creo que el miedo nunca le dará sentido a una vida, es como un síndrome que va inmovilizando hasta paralizarnos por completo. Soy creyente en Dios y martiano, y como dijera nuestro apóstol: “Es que la verdad no es más que una, y quien la dice cuando los demás tienen miedo de decirla, impera”. Un hermoso verso entre los tantos que encontramos en la que pudiéramos llamar la gran Biblia Martiana. Creo que es tiempo ya de enfrentar ese síndrome que tanto daño nos ha hecho a los cubanos.

  4. AHORA LE CORRESPONDE EL TURNO AL REGIMEN DICTATORIAL, EN 1ER LUGAR AL TIRANO CASTRO, YA CALCINADO POR LA PROPIA HISTORIA DE CRIMENES QUE ENVUELVE SU MALTRECHA VIDA. QUE HABLE.

  5. Dios es veraz, y asi como Dios en su veracidad usa sus hijos para hacer justicia, tambien Dios, la Historia y la Verdad lo usaron a Ud para narrar, o escribir este dato que pertenece a las injusticias y crimenes incognitos de nuestra Historia . Gracias por el coraje de describirlo, – El Pasado siempre en Presente Cuba amada. Muchas gracias, y bendiciones.

  6. José M. Presol says:

    Muy interesante su artículo. Es más considero que su trabajo es posiblemente la verificación “práctica” del relato efectuado por el comandante Costa, una de las posibilidades que siempre he considerado como más posibles dentro de las cientos que circulan.

    De todas formas, hay un punto por el cual continuar investigando.

    La zona donde está la pista de aterrizaje se encuentra cerca de Soplillar, también de Playa Larga; es decir nos encontramos en plena Bahía de Cochinos y cerca de Playa Girón.

    El primer oficial soviético de rango importante llegado a Cuba, mejor dicho hispanosoviético, fue Francisco Ciutat, conocido en Cuba como comandante Angel Martínez Riosolá.

    Este hombre llegó a Cuba el mismo día de la explosión de La Coubre, o sea en Marzo de 1960, y algo así como una semana después estaba inspeccionando con Fidel la Ciénaga de Zapata como posible escenario de un desembarco (algo debían saber).

    Muchas cosas para un territorio tan pequeño.

    Mi pregunta: ¿Cabe la posibilidad de que esta pista fuese abierta no para avionetas de fumigación sino como pista de apoyo militar ante un posible desembarco? De ser así, puede que haya sido construida después de la muerte de Camilo.

    Habría que verificar si existen testigos de su existencia anterior.

    Muchas gracias.

    • Pedro Estopinan says:

      Muchas gracias por su respuesta Sr. Presol.
      Creo que en cualquier tiempo que esta pista hubiese sido construida no hay razón lógica alguna que justifique reducir su tamaño. Es algo que ya existe con un potencial que puede ser explotado. No soy un experto en estas cosas, simplemente intento usar la lógica con la información de que se dispone. Tras un pequeño recorrido fuera del área para establecer puntos de comparación, encontré una extensa zona agrícola localizada al este de Tunas de Zaza y a unos 25 kms al sureste de Sancti Spiritus y sur de Jatibonico, donde hay un total de siete pistas para avionetas de fumigación cuyas longitudes oscilan entre 650 mts y 850 mts. Las dos más apartadas se encuentran a 35 kms de distancia y las cinco restantes están dispersas entre estas dos con el propósito de cubrir toda el área. Esto nos indica que a la pista de nuestra historia en Soplillar se le dejó la mínima distancia posible para que este tipo de avionetas pudiese aterrizar, aunque de hecho no se utiliza porque en ese espacio que actualmente queda libre hay árboles aislados que lo impiden, los que se ven en un acercamiento del lente sobre el terreno. Si en aquella zona de Sancti Spíritus hay siete pistas, qué sentido lógico tiene que esta de aquí la hayan reducido de 1,500 mts a 680 mts. ¿Es que no era necesario que fuera tan grande? Si en un caso de emergencia un avión mayor necesitaba aterrizar, ¿No hubiera representado la solución idónea?
      Para tener una idea clara 1,500 mts son nada menos que 15 cuadras de las de 100 mts que conocemos, una distancia considerable, la misma que se redujo a 11 cuadras entre 1959 y el 2002, y las 8 cuadras de ancho que tenía inicialmente en la parte más ancha fueron reducidas a 4 cuadras. Es a partir del 2002 que vemos que esas 11 cuadras en que había quedado se redujeron aún más con la siembra de más árboles dejándola en solo 7 cuadras (680 mts). Lo que puedo ver es un marcado interés en aparentar que como pista quedara con las mínimas dimensiones posible, pues esa misma es la distancia que tienen actualmente las siete pistas antes mencionadas.
      En breve compartiré información adicional en GeografiaSacradeCuba por si alguien está interesado que la pueda ver.

  7. Miguel Angel says:

    Puede usted hablar de un tal Aragonés, que Costa habla en su entrevista. Yo nunca había oído de este hombre antes y parece que éste fue el que mató a Camilo. Estaban presente Ramiro Valdés, R.C y F.C. No me acuerdo que halla dicho que Dorticós estaba presente, también de una cabaña que allí se encontraba que fue donde mataron a Camilo.

Deje su comentario

*